Velilla de Cinca

Velilla de Cinca, Huesca

Velilla de Cinca

Velilla de Cinca, Huesca


Qué ver en Velilla de Cinca

La historia de Velilla se remonta a 1101, cuando Pedro I de Aragón conquistó Barbastro y recibió el castillo de Velilla de los moros. La época romana fue su período más destacado, su nombre proviene de «villa», indicando una mansión romana, y las ruinas halladas respaldan esta herencia. Velilla fue villa de realengo, bajo diversos señores y el monasterio de trinitarias de Aviganya hasta 1846.

Los Castellassos, una antigua fortificación íbera adaptada en la Edad Media, se encuentra en las zonas altas del municipio. El Molino de Harina es una estructura rectangular de dos pisos con galerías subterráneas para cárcavos, alimentado por una acequia con regulación de compuerta. Mina Victoria, una mina subterránea, extraía carbón-lignito con un acceso singular mediante un pozo y un posible castillete metálico, aunque no conservado.

Un destacado hallazgo es el mausoleo romano de Daimús, construido en el siglo I, único en la provincia y el más antiguo de Aragón. Aunque parcialmente preservado, persisten el pódium, el muro norte y parte del muro este. Fragmentos de arquitrabe y capiteles relacionados fueron encontrados durante la cubierta de una acequia en los años 80.

La historia de Velilla y sus hallazgos arqueológicos reflejan su rica herencia, desde su pasado romano hasta la época medieval y más allá. Estos elementos, como el mausoleo de Daimús y las estructuras de la época romana y medieval, contribuyen a la comprensión de su pasado diverso y atractivo.

Mapa de localización