MONASTERIO DE VERUELA

Zaragoza

MONASTERIO DE VERUELA

Zaragoza

Qué ver en el Monasterio de Veruela

Veruela es el primer monasterio cisterciense de Aragón. Se sitúa a los pies del Moncayo, en Vera de Moncayo, una localidad que se ubica entre las comarcas de Campo de Borja y Tarazona y que está en un pequeño valle formado por el río Huecha.

Es uno de los monumentos más visitados de Aragón. El reciento cuenta con un amplio programa cultural, incluye exposiciones, conciertos, recitales, obras de teatro…

«Historia»

La primera referencia que se tiene del Monasterio de Viruela es del año 1145. Se trata de un documento que habla sobre la fundación y donación del lugar para el levantamiento de un cenobio cirsterciense.

Roberto de Molesmes, retirado a Cíteaux, cerca de Dijon, fue quien fundó esta orden en Francia en 1098. En nuestra comunidad se levantaron grandes fundaciones, una de ellas y más destacada Veruela (1145 aprox.) Las fundaciones religiosas aportaron nuevos valores religiosos, espirituales, culturales, económicos y políticos.

A los de Veruela se les conocía como monjes roturadores por su influencia económica en la agricultura. Activaban la repoblación de zonas rurales con pocos habitantes mediante la roturación de las tierras incultas. También era muy importante la ordenación de los recursos del agua, los monjes de Veruela configuraron una amplia red de acequias, presas y molinos en torno a la cuenca de Huecha.

Los abades pasaron a ser cuatrienales en 1617, bajo la dependencia de la Congregación Cisterciense de La Corona de Aragón, hasta la supresión monástica de la Desammortización. En este momento también se lleva a cabo una de las mayores ampliaciones del monasterio. Se levanta el nuevo monasterio entre los siglos XVII y XVIII. En esta ocasión, cuenta con un sistema de celdas individuales. En 1835, con la Desamortización de Mendizával, comienza una inevitable decadencia.

Leer más

En 1844 el edificio se saca a subasta pública. Pero la Comisión central de Monumentos artísticos de Madrid reclama que se conserve, incluso impide que sea licitado al mejor postor. Se evita entonces su destrucción. A partir de entonces se convirtió en el destino de muchos viajeros románticos, entre ellos los populares hermanos Bécquer.

Desde 1845, la Junta de Conservación lo preservó de ser derribado. Después estar tutelado por la Compañía de Jesús. En 1877 se instaló allí con un noviciado que permanecería hasta 1973. Solo hubo una interrupción que se produjo durante la expulsión durante el Gobierno de la República y la Guerra Civil. Desde 1932 y hasta 1939 estuvo abandonado. Aunque en 1919 fue declarado Monumento Nacional.

La Dirección General de Bellas Artes del Estado español lo cede en 1976 en usufructo a la Diputación de Zaragoza con el propósito de que sea rehabilitado y se conserve. Durante más de dos décadas se invierten cientos de millones de pesetas. En 1998, Veruela pasa a ser propiedad de la Diputación Provincial de Zaragoza, encargada de potenciar el edificio realizando exposiciones, actividades culturales y celebraciones varias. En 2003 se nombró Bien de Interés Cultural.

Arquitectura

Sus muros están completamente lisos, pero sus espacios tienen una belleza muy singular e impactante por su sobriedad. San Bernardo clamaba contra el lujo excesivo de los cluniacenses, decía: “Los muros de la iglesia están cubiertos de oro, pero los hijos de la iglesia están desnudos”. Aun así, no renunció a emplear en sus edificaciones piedra de buena calidad y que estuviese bien trabajada. Contó además con buenos creadores que llevaron a cabo un plan para el monasterio que estudiaba y analizaba hasta el último detalle, abogando por la funcionalidad, pero sin dejar de lado la belleza y la armonía.

EN DESARROLLO

Mapa de localización

Consejos prácticos

  • Las visitas al Monasterio de Viruela están programadas de dos formas diferentes. El horario de invierno (del 1 de octubre al 31 de marzo), de 10:30 a 18:00 horas. Y el horario de verano (del 1 de abril al 30 de septiembre), de 10:30 a 20:00 horas. Los lunes permanece cerrado. Podéis contactar a través del correo electrónico [email protected] o bien en el teléfono 976 64 90 25.
  • También hay un horario específico para realizar visitas guiadas los sábados, domingos y festivos: 11:30, 12:30 y 16:00 horas. Aunque si queréis concertar una visita guiada para algún día laboral lo tendréis que consultar en portería. Tenéis que saber que la visita guiada no supone un coste adicional, está incluido en el precio de la propia entrada. Dura unos 50 minutos aproximadamente. No está de más llamar al monasterio para que os confirmen su horario de apertura, ya que puede sufrir alguna modificación sin previo aviso por la celebración de algún acto institucional.
  • VER LA WEB